NOSOTROS

NOSOTROS

NOSOTROS

 

MISIÓN & VISIÓN

  • Misión
  • Visión

Somos una iglesia encendida de pasión por Dios, cuya misión es salvar a los perdidos, formarlos a la imagen de Jesús y equiparlos para cumplir con su propósito en la tierra. Queremos influenciar al mundo con el mensaje del Reino de Dios.

Encendidos de pasión por Jesús para ser la luz del mundo. Una visión de Reino.

 

Valores

  • 1. Se trata de Jesús
  • 2. Pasión por las personas
  • 3. Construimos de adentro a afuera
  • 4. Somos generosos
  • 5. Crecemos y enviamos

JESÚS: Él es nuestro Dios, Salvador y Señor. Jesús es el centro de todo lo que hacemos y decimos.

La palabra de Dios… ‘la Biblia’ es la autoridad a la que sometemos nuestras vidas; por eso la estudiamos y la ponemos en práctica. Tenemos un compromiso de acudir diariamente a la Palabra y a difundir el mensaje del evangelio.

Somos discípulos de Jesús. La vida es emocionante, inmersos en un proceso de aprendizaje en el que vamos formando nuestro carácter, siendo transformados cada vez más y más a la imagen de Jesús.

Somos un organismo vivo… una iglesia conforme al corazón de Dios. Somos flexibles y nos adaptamos pero sin cambiar nuestro ADN y sin adulterar el mensaje de la cruz.

Venimos a hacer la voluntad del Padre.

Buscamos la dirección de Dios para tomar decisiones con la actitud de sometimiento al cabeza de familia.

Somos una iglesia que construye con familias. Invertimos en la formación de la familia porque somos una familia grande.

Amor como expresión vital.

Encendidos para edificar buenas relaciones, porque estas son el fundamento para la expresión del amor de Dios.

¡No vamos a la iglesia… somos la iglesia! Abrimos nuestras vidas y somos accesibles para compartir y edificarnos mutuamente.

Nos sometemos unos a otros, mirando al Padre.

Generamos confianza a través de la apertura y transparencia.

Una fortaleza para protegernos unos a otros. No somos individuos aislados… Hemos sido diseñados para compartir nuestras vidas con los demás. No damos lugar a la crítica ni abrimos puertas al enemigo para que se infiltre y dañe a la familia, trayendo división.

Invertimos en conseguir buenas relaciones con un compromiso de resolver conflictos y no albergar rencor en el corazón, manteniendo el vínculo de la paz. No juzgamos, sino que afirmamos las vidas de las personas. Creamos un ambiente positivo.

La vida rebasa las estructuras, convirtiéndonos en puentes para que las personas puedan alcanzar lo que Dios ha preparado para ellas.

Una casa espiritual donde encontrar descanso y refugio.

No dejamos de congregarnos. El domingo es la «nave nodriza» de las reuniones.

Grupos ADN. Nos buscamos entre semana y compartimos la vida, creando lazos de amistad y crecimiento personal.

Invertimos en las nuevas generaciones y apostamos por ellas.

Lo pasamos bien. Hacemos que sea más divertido y agradable, contagiando la alegría a los demás.

Podemos vivir vidas plenas gracias a las buenas noticias del mensaje del evangelio.

Creemos que la iglesia es la plataforma firme donde podemos edificar los principios de estabilidad de la Palabra de Dios para nuestras vidas.

Construimos un modelo de Cultura de Iglesia que se puede reproducir en otros, marcando las vidas e imprimiendo quiénes somos en los demás para ser cada vez más como Jesús.

Una iglesia que ora sin cesar, porque creemos que Dios está atento a las peticiones de sus hijos.

Todos contribuimos al avance y sostenimiento de la iglesia y somos protectores de su economía, por eso diezmamos y ofrendamos.

Nuestra generosidad marca la diferencia. Creemos que Dios es nuestro proveedor en todo, y por eso somos generosos para ser una bendición a los demás.

Abrimos puertas para que la ciudad sea transformada.

Crecemos salvando vidas con el mensaje del evangelio.

Nos reproducimos levantando y formando personas con sus dones y habilidades.

Nos multiplicamos abriendo nuevas comunidades con la misma visión y ADN.

Un lugar para celebrar la vida. Las buenas noticias de salvación nos inspiran para traer a la tierra el sonido de fiesta que hay en el cielo, expresando la alabanza con la mayor excelencia posible.

El modelo de autoridad en Sion es el servicio.

Somos facilitadores y levantamos a nuevos líderes, basándonos en el servicio a los demás porque Jesús dio su vida por la iglesia, dejándonos el mejor ejemplo de que el carácter es la base para dirigir.

Con una incansable pasión por la expansión del Reino de Dios…

El celo por la casa de Dios nos consume.

 

Pastores

La pasión que nos consume es la de edificar la Iglesia de Cristo y su Reino en la tierra.

Nuestro anhelo es ver que cada persona se sienta motivada y plenamente comprometida con su propósito y llamado.

Tenemos una firme convicción en las personas, en su vasto potencial y en su extraordinaria habilidad para impactar de forma positiva en el mundo.

Marcos Pascual
Juliana Ospina

Pastor asistente y líder de alabanza.

Maximo Pascual
Manoli Amador

Pastor

Abrir chat
¡Contacta con nosotros!
Hola 👋 Únete con nosotros https://whatsapp.com/channel/0029VaF2KZE4inosKVjgJz3y